Emplear a un familiar: la figura del autónomo colaborador

Los empresarios y trabajadores autónomos pueden emplear en su negocio a un familiar directo, figura que adopta entonces el rango de “autónomo colaborador”. Este familiar debe guardar parentesco en primer y segundo grado de consanguinidad, afinidad o adopción con el autónomo – cónyuges, hijos, hijos adoptivos, padres, hermanos, nietos, abuelos, cuñados y suegros-. Además del…